Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 35 segundos

Lecturas:60

El proyecto Alicante Renace; combate la sequía y la desertificación en la ciudad de Alicante gracias a la recuperación de diferentes ecosistemas a lo largo de estos últimos 8 años. La ciudad de Alicante se encuentra ubicada en una región caracterizada por su clima mediterráneo, lo que implica una escasez natural de precipitaciones. Sin embargo, en los últimos años, se ha observado un incremento en la frecuencia y la intensidad de las sequías, lo que ha llevado a una disminución en la disponibilidad de agua y a la desertificación de ciertas áreas.

La sequía y la desertificación tienen numerosas consecuencias perjudiciales. Entre ellas se encuentran la disminución de los recursos hídricos, la degradación de los suelos, la pérdida de biodiversidad, el aumento del riesgo de incendios forestales y la afectación de la agricultura y la ganadería, sectores clave en la economía local.

Alicante Renace es una iniciativa que contrarresta los efectos de la sequía y la desertificación. A través de la reforestación, se busca restaurar y preservar los ecosistemas naturales de la ciudad, promoviendo la regeneración de la vegetación autóctona y la conservación de la biodiversidad. La reforestación tiene numerosos beneficios. En primer lugar, los árboles y las plantas ayudan a retener el agua en el suelo, evitando la erosión y mejorando la infiltración, lo que contribuye a aumentar la disponibilidad de agua en la zona. Además, la presencia de vegetación ayuda a regular el clima local, disminuyendo la temperatura, aumentando la humedad y reduciendo la evaporación. Además de tener  un impacto positivo en la calidad del aire, ya que los árboles absorben dióxido de carbono y liberan oxígeno, contribuyendo a mitigar el cambio climático y mejorar la salud de los habitantes.

Alicante Renace busca involucrar a la comunidad alicantina en la siembra y cuidado de árboles, fomentando la conciencia ambiental y promoviendo la participación ciudadana en la protección del entorno natural. Además, se llevan a cabo acciones de educación ambiental para sensibilizar a la población sobre la importancia de preservar los recursos naturales y adoptar prácticas sostenibles.

Los diferentes proyectos de reforestación, concienciación ciudadana y educación ambiental; Alicante Renace busca una restauración de los ecosistemas, mejorar la disponibilidad de agua, regular el clima local, proteger la biodiversidad y promover un desarrollo sostenible en la región.